Medicina interna

Medicina interna

La medicina interna aporta una visión global del paciente

La medicina interna es la base sobre la que construimos una atención médica global de la mascota, asumiendo la responsabilidad de la misma de una forma continuada.

A los veterinarios internistas nos interesan todos los problemas del paciente y la visión del mismo como un todo. Coordinamos la información de otros especialistas, cuando su intervención es necesaria, para poder llegar al diagnóstico correcto y aplicar los tratamientos adecuados. Implica fundamentalmente un trabajo en equipo, discutiendo y comentando los casos con todos los profesionales de la clínica.

Esta visión de conjunto de la salud de la mascota es la característica que la hace destacar sobre todas las especialidades médicas veterinarias.

El internista está especialmente preparado para emitir diagnósticos y tratar enfermedades complejas, así como para tratar los enfermos crónicos y mascotas en la tercera edad.