La dermatología veterinaria diagnostica y trata las enfermedades de la piel, mucosas, pelo y uñas de los animales.

Es una especialidad muy amplia que atiende mascotas de todas las edades desde cachorritos a ancianos. Con frecuencia se solapa con otras especialidades, porque las manifestaciones cutáneas muchas veces son la clave para el diagnóstico de otras patologías.

En la consulta recogemos toda la historia del animal, se hace la exploración completa y se toman las muestras necesarias para las pruebas diagnósticas básicas. Se analizan en el laboratorio y se informa del resultado, el diagnóstico más probable de la enfermedad y su tratamiento y cómo se espera que evolucione. Respondiendo todas las dudas para que conozcas el problema que padece tu mascota y el plan de tratamiento para controlarlo.

Pruebas diagnósticas

  • Raspados cutáneos
  • Tricograma
  • Citología
  • Cultivo bacteriano con antibiograma y fúngico.
  • Pruebas de alergia
  • Biopsias

Albéitar dispone de laboratorio de análisis clínicos y diagnóstico dermatológico en sus propias instalaciones. www.albeitar.com

Otología

Las enfermedades del oído tienen especial relevancia porque son muy frecuentes y por la tendencia de algunas otitis a cursar de forma crónica o recidivante.

La otitis puede producir sordera y ocasionar problemas neurológicos, por ello la tomamos muy en serio.

Para enfrentarse bien al problema se precisa la exploración completa de la mascota, la otoscopia directa y el estudio microscópico de la secreción del oído.

Alergia y dermatitis alérgicas

En los últimos años ha aumentado notablemente la prevalencia de enfermedades alérgicas en nuestros perros y gatos, paralelamente a lo que está ocurriendo a las personas. Afortunadamente la patología alérgica no suele ser de gravedad, sin embargo deteriora notablemente la calidad de vida de las mascotas que la padecen.

Las alergias de nuestras mascotas se manifiestan por alteraciones dermatológicas. El síntoma inicial es el picor, un motivo de consulta muy frecuente y que ocasiona un gran malestar.

La alergia es una enfermedad compleja, diferente en cada individuo, y requiere una estrecha colaboración del propietario con el veterinario. Es fundamental tener un buen plan estratégico para el diagnóstico y tratamiento de la dermatitis alérgica.

Los alérgenos que se diagnostican habitualmente son:

  • Los pólenes, ácaros del polvo y otros alérgenos ambientales que entran al cuerpo por vía respiratoria.
  • Determinadas proteínas alimentarias que entran por vía digestiva.
  • Dermatitis alérgica a la picacura de la pulga, del mosquito y otros insectos.

Identificar la causa de la alergia es fundamental para poder instaurar el tratamiento correcto.

Identificar los alérgenos responsables de la enfermedad alérgica nos permite, muchas veces, evitar su contacto con nuestra mascota y aplicar tratamientos etiológicos, como la inmunoterapia alérgeno-específica, permitiendo reducir enormemente la cantidad de tratamientos sintomáticos, sin tener efectos secundarios. Podemos mejorar enormemente la calidad de vida del animal alérgico y, por tanto, la de su familia humana.

Si tienes dudas, ¡las resolvemos!  ¿Cómo sospechar que tu mascota sufre alergia? ¿Tu perro se rasca?
 ¿Suele lamerse las patas?
 ¿Se frota los ojos y la cara?
 ¿Otitis que reaparecen?¿Enrojecimiento de los espacios entre los dedos?


Puede tener una dermatitis alérgica.
 Con unas pruebas sencillas se puede diagnosticar el problema y recuperar el bienestar.